info@nunchipanda.com

5% DTO en tu primer pedido con el código “”NUNCHIPANDA5”

Llámanos al 655868953

Mi Lista

5% DTO en tu primer pedido con el código “”NUNCHIPANDA5”

Menú

Descubre qué es la malta para gatos y cómo se emplea

Si te preocupa la salud y el bienestar de tu felino, es probable que ya estés al tanto de los problemas relacionados con la ingestión de pelo y la formación de bolas de pelo en su sistema digestivo. Los gatos, reconocidos por su meticulosidad en la limpieza, suelen ingerir una cantidad significativa de pelo durante sus sesiones diarias de aseo.

Este comportamiento, aunque fundamental para su higiene, puede conducir a trastornos digestivos como tos y vómitos de bolas de pelo. ¿Qué medidas tomar en tal situación? La malta para gatos podría ser la solución que necesitas.
¡Sigue leyendo para obtener más detalles!

¿Qué características tiene la malta para felinos?

La malta para gatos constituye un recurso natural y eficaz concebido para optimizar la digestión y fomentar la salud intestinal de tu minino. Esta sustancia, con una textura y tonalidad semejantes a la miel oscura, integra una mezcla de elementos benéficos, como aceites vegetales, extracto de malta, fibra, derivados lácteos, levadura y, ocasionalmente, aditivos como colorantes, conservantes y vitaminas adicionales.

En la actualidad, se encuentra una amplia gama de marcas de malta para gatos, muchas de las cuales se comercializan en envases que recuerdan a los tubos de pasta dental. Asimismo, dado el refinado paladar felino, los mininos pueden mostrar preferencia por ciertas variedades de malta, de manera similar a como lo hacen con su comida habitual.

¿Cuál es el propósito de la malta para felinos?

Los mininos siguen sus propios rituales de higiene diarios. Durante sus prolongadas sesiones de acicalamiento, acaban consumiendo múltiples pelos sueltos que recorren su sistema digestivo y pueden formar conglomerados. Estos conjuntos pueden ser de tamaño variado, según la cantidad de pelo ingerido. Comúnmente los denominamos bolas de pelo.

Estos agrupamientos de pelo pueden obstruir el sistema digestivo, desencadenando desde pérdida de interés por la comida hasta episodios de vómito, acompañados de síntomas como tos, estreñimiento, molestias abdominales, diarrea, reducción de peso, deshidratación y problemas respiratorios. Si el gato no logra expulsar las bolas de pelo, podría desarrollar colitis y gastritis.

Por eso, se aconseja suministrar malta para felinos ya que su propiedad laxante facilita la eliminación de esas bolas de pelo mediante las heces, mejorando así el tránsito intestinal.

¿Cuál es la manera adecuada de administrar malta a un felino?

Algunos mininos disfrutan la malta y la consumen directamente sin problemas.

Sin embargo, otros pueden mostrarse más reacios y rechazar ingerir ciertas cantidades de pasta de malta para gatos. En este caso, te sugerimos colocar un poco de malta en la pata o en la comisura de la boca del gato, ya que intentará quitársela lamiéndose. También puedes mezclar la pasta de malta con su comida, aunque debido a su textura puede que no la ingiera.

¿Cuál es la cantidad adecuada de malta para administrar a un gato?


Cada raza de felinos exhibe particularidades específicas que requieren ajustar la cantidad de malta que se les ofrece. Una porción del tamaño de una avellana puede ser adecuada, aunque si a nuestro gato le gusta mucho la pasta de malta, se le puede dar un poco más. No obstante, es importante considerar otros factores como su propensión al acicalamiento.

Gatos de pelaje corto: Con dos tomas semanales de una dosis del tamaño de una almendra cada una será suficiente para felinos con pelaje corto.
Gatos de pelaje largo: Si tu minino tiene pelaje largo, dale cuatro tomas a la semana.
Épocas de muda: Durante los períodos de muda, puedes darle una dosis diaria si notas que el gato tose demasiado. Una vez que este u otros síntomas desaparezcan, ya no será necesario el uso diario.

Es crucial que entiendas que la pasta de malta no reemplaza el cepillado, así que no debes descuidar la rutina de cepillar a tu gato.

Además, en primavera y otoño, que son épocas de muda, deberás cepillar a tu gato con frecuencia.

¿Qué hacer si a tu gato no le agrada la malta?

Si tu felino no muestra interés por la malta, aquí te presentamos algunas alternativas que puedes considerar:

Alimento húmedo para gatos: Una dieta con alto contenido de humedad promoverá la digestión de tu felino.
Cepillar: El cepillado de tu gato es fundamental para prevenir la formación de bolas de pelo, ya que ayuda a eliminar el exceso de pelo muerto.
Actividad física: Mantener a tu gato en movimiento acelerará su tránsito intestinal y facilitará la expulsión de las bolas de pelo. Esconder o lanzarle juguetes para gatos puede ser una excelente alternativa para fomentar su actividad.

Si tienes alguna duda nuestros expertos te asesorarán. Y si tienes claro lo que necesitas para tu mascota, puedes realizar tu pedido online en Nunchipanda.com. ¡Te esperamos!

Todo para tu animal de compañía